•  
  • Turismo
  • Deportes Náuticos
  • Cultura
  • Formación
  • Ocio
  • Visita al Puerto
Patrimonio Histórico Portuario
  • Grúa Gran nº1
  • En el año 1874 el puerto de Sevilla adquiere la propiedad de la grúa más antigua que se conserva. Se trata de una estructura fija y manual, de aspecto encorvado, que aún puede ser contemplada en el recinto portuario. Con una potencia de 40 toneladas el cabrestante, carente de nombre, fue adquirido por el puerto hispalense a la empresa Fairbain de Manchester, en el último cuarto del siglo XIX. Se ubicó entonces, en las inmediaciones del Puente de Isabel II, o puente de Triana. Debido al desplazamiento hacia el sur de las actividades portuarias, en 1905, la grúa fue trasladada al muelle de Nueva York. Actualmente se encuentra en la cabecera sur del muelle de Delicias.
  • Naves de la avda. de las Razas
  • Las naves comerciales del puerto hispalense, ubicadas en la avenida de la Raza, datan de la gran Exposición Iberoamericana celebrada en Sevilla en 1929. Su fachada de ladrillo visto, su ornamentación y, sobre todo, la cerámica con motivos frutales que preside los dinteles de las puertas de acceso a las naves y parte de la fachada, constituye lo más destacado y valioso de la estructura de los almacenes
  • Puente de hierro
  • El Puente de Alfonso XIII, conocido popularmente como Puente de Hierro fue inaugurado el 6 de Abril de 1926 por el Rey Alfonso XIII que iba a bordo del crucero argentino "Buenos Aires". Se construyó con motivo de la Exposición Iberoamericana. El proyecto, de José Delgado Brackenbury, de estructura metálica con perfiles de acero, con una longitud total de 169 metros y con dos tramos centrales basculantes para permitir el paso de los barcos. Este puente fue sustituido por el actual Puente de la Delicias, siendo totalmente desmontado en 1998 y trasladado a la avenida de Las Razas dentro de la zona de servicio del puerto para en un futuro ser el eje central de una zona de acceso libre para los ciudadanos desde la que poder ver la actividad portuaria “balcón del puerto”.
  • Pabellón de la Comandancia de Marina
  • Este pabellón dedicado a la Marina de Guerra durante la Exposición de 1929 es obra de Vicente Traver, en estilo regionalista, siguiendo los modelos impuestos por Aníbal González de ladrillo tallado y cerámica. De la composición destaca la torre del reloj, con detalles neobarrocos. Se usa actualmente como sede de la Comandancia de Marina.
  • Pabellón de Carabineros
  • Este edificio llamado antiguamente “Pabellón de Servicios de Carabineros y Aduanas” procede de la Exposición del 29, en la que funcionaba como estación de ferrocarril para los visitantes de la muestra, fue realizado por Vicente Traver y Tomar, que sucedió a Aníbal Gonzalez en la dirección de las obras de edificaciones y proyectos de la Exposición Iberoamericana. Situado justo debajo del puente de las Delicias, el pabellón ha sido rehabilitado por la Dirección General de la Marina Mercante, que firmó para ello un convenio con la Autoridad portuaria de Sevilla, para sede de la capitanía Marítima de Sevilla.
  • Piezas cedidas a municipios
    • • Ancla de barco en el municipio de Coria del Río
    • Cesión de la autoridad Portuaria de Sevilla para su exposición. Está instalada en la zona del embarcadero.
    • • Ancla de barco en el municipio de San Juan de Aznalfarache
    • Cesión de la autoridad Portuaria de Sevilla para su exposición.
    • • Hélice de barco en el municipio de San Juan de Aznalfarache
    • Cesión de la autoridad Portuaria de Sevilla para su exposición.
  • Obras de arte
    • • Cuadros
    • Isabel II, autor anónimo
    • De cuerpo entero, aparece enjoyada con collar y peineta sobre el pelo recogido en un moño. Sobre el pecho luce la banda y cruz de la orden femenina de María Luisa y en la mano derecha sostiene el cetro real apoyado en un almohadón que, con la corona, se sitúa sobre el manto de armiño. Son abundantes los retratos realizados por los pintores de Corte con ocasión de la proclamación de la reina. Esta obra se asemeja compositivamente a la de autor anónimo del Museo Municipal de Madrid ( I.N. 8216, reproducido en p. 246 del Catálogo de Pinturas del Museo Municipal de Madrid, Madrid 1990) , que difieren ambas de las composiciones de Carlos Blanco o de de Vicente López Portaña. La reina contaría en este retrato unos cinco años, siendo fechable entorno a 1835. Es obra, que a pesar de lo convencional, posee cierta suavidad y ligereza en los efectos de transparencias de los encajes mostrando delicadeza en los rasgos infantiles. Estilísticamente es obra característica del período romántico. Se sabe que Antonio Cabral Bejarano pintó un retrato de Isabel II para el Consulado, (González de León, p.52) que según Valdivieso sería el que hoy se encuentra en el Archivo de Indias. González de León también menciona (p.52) un retrato de la reina Isabel de José de Madrazo, que podría tratarse de éste al estar relacionado estilísticamente con la pintura madrileña. María Isabel Luisa de Borbón y Borbón nació en Madrid el 10 de octubre de 1830. Fue la primogénita del rey Fernando VII y su cuarta esposa y sobrina María Cristina de Borbón. Juró el título de Princesa de Asturias el 29 de Junio de 1833 y asumió la corona ese mismo año, a la muerte de su padre, declarándose su mayoría de edad el 8 de noviembre de 1843. Casó contra su voluntad con su primo Francisco de Asís de Borbón el 10 de octubre de 1846, de quién se separó tras su abdicación en 1868 durante la revolución de septiembre, exiliándose en París, hasta la subida al trono de su hijo Alfonso XII, aunque sin abandonar su residencia del Palacio de Castilla de la capital francesa, donde murió el 9 de abril de 1904. De su matrimonio nacieron además de Alfonso, las infantas Isabel, Paz y Eulalia.
    • Vista del río, autor Santiago Martinez
    • Desde la ribera de Los Remedios, el río presenta su aspecto tradicional de aquella época, con las dragas de diverso tipo y barcazas entoldadas. Al fondo se divisa el muelle de las Delicias y el instituto Murillo, antiguo pabellón de la Argentina. La composición conjuga elementos paisajísticos muy del gusto del autor: la lección del impresionismo a través de su maestro Sorolla en las vibraciones de los reflejos del agua, las transparencias del cielo, la riqueza cromática de las ,hojas de los árboles, todos intensamente iluminados en una composición muy equilibrada. La gama cromática es la característica de Santiago Martínez, de blancos, azulados, rosas brillantes, de pincelada suntuosa que tanta fama le dieron de colorista.
    • Vista aérea de Sevilla, autor Santiago Martínez
    • La obra de grandes proporciones reproduciría una vista aérea del puerto con las modificaciones introducidas por el Plan Delgado Brackenbury, que como es bien sabido aisló al puerto del río y estableció un nuevo sistema de defensa de las inundaciones. El cuadro de horizonte muy alto nos presenta el curso del río en forma de "Y", constituida por el puerto antiguo, Delicias y el canal de Alfonso XIII como el trazo de mayor longitud. El trazo de menor longitud lo formaría el brazo de Los Remedios a San Juan de Aznalfarache -Los Gordales-, cerrado poco antes de la Punta de Tablada. En la parte inferior de la composición, se observa el nuevo cauce arrancando desde la Cartuja, la ría hasta la Punta del Verde y el terraplenado de Chapina. Se ve asimismo el pequeño canal - la dársena de Hipódromo-, que no se conservó, del que queda las instalaciones del club Náutico. Esta obra posee un innegable interés por razones históricas evidentes y así mismo artísticas, pues el autor, aún a pesar del gran formato utilizó una técnica muy apurada, con gran lujo de detalles, variedad y riqueza en la gama cromática, y a diferencia de otras obras de Santiago Martínez, amortiguando la intensidad del colorido, sabiendo aunar las características del género paisajístico y la reproducción de una vista topográfica que se inspira en las fotografías aéreas que se realizaron durante el curso de las obras, y en los precedentes pictóricos de los cuadros de sitios y batallas.
    • Pentecostés, autor anónimo
    • La obra representa el tema de la Venida del Espíritu Santo, asunto cuya existencia se justificaría en el antiguo Consulado porque presidiría la sala dónde se realizaba la elección del prior y de los dos cónsules. Este acto era precedido por una misa de Espíritu Santo, por la que se invocaba la inspiración divina para llevar a cabo una justa elección. La obra presenta una composición característica: La Virgen en el centro rodeada por los Apóstoles, los símbolos de la lengua de fuego y el rompimiento de gloria con la Paloma del Espíritu Santo. Estilísticamente esta obra corresponde a un autor sevillano del primer tercio del siglo XVII en el que son apreciables rasgos naturalistas y de gran expresividad, relacionables con la obra de Varela. La procedencia de esta pintura se ignora documentalmente. Podría ser la citada a mediados del siglo XVIII como existente en la sala del Consulado de Cargadores a Indias, y anterior, en opinión de Serrera, a la ejecutada por Zurbarán y hoy depositada en el Museo de Cádiz. De ser así diferiría sólo unos pocos de años de la de Zurbarán, pues la ejecución de esta pintura estudiada debe datarse en torno a 1620.
    • • Esculturas
    • Mural donde están representados los oficios relacionados con el mundo marítimo y especialmente la carga y descarga de mercancías, autor Manuel Echegoyan, situado en la sede de la Sociedad de Estiba y Desestiba del Puerto de Sevilla (SESTISE)
    • Escultura que representa un barco, autor Manuel Echegoyan, conmemorativa del centenario de la Junta del Puerto de Sevilla, situado ante la sede de la Autoridad Portuaria.
  • Otros Vestigios históricos de la Actividad Portuaria
    • • Barrio de El Arenal
    • El Arenal era la extensión arenosa utilizada como puerto, y abarcaba desde la Torre del Oro a la Puerta de Triana. El muelle de la Aduana o del Arenal siempre estaba muy ocupado por las tareas de carga, descarga y reparaciones de barcos.
    • • Barrio de Los Humeros
    • Situado junto a la Puerta Real, debió agrupar tanto a pescadores que ahumaban el pescado, como a los alfareros con sus hornos. El hecho de que cerca se encuentre la calle Redes hace pensar en un barrio habilitado por pescadores.
    • • Torre del Oro
    • Se eleva en 1220 en la muralla almohade como defensa del Alcázar. Enlazaba con él mediante muros que dividían la orilla de la margen izquierda del Guadalquivir, entre el Arenal y San Telmo. Su nombre parece venir de la cantidad de oro traído de las Indias que se descargaba en ella.
    • • Torre de la Plata
    • Se construyó entre los siglos XIII y XIV. Las crónicas atribuían el nombre de esta Torre por ser el lugar donde “los Reyes guardaban la plata”.
    • • Atarazanas
    • Eran las instalaciones donde se reparaban las embarcaciones. Establecidas ya en el siglo IX d. C, se remodelaron en 1286 después de la reconquista cristiana. En las Atarazanas se situaba también la Aduana, la lonja del pescado, los almacenes de la Casa de Contratación y las naves alquiladas a mercaderes extranjeros.
    • • Casa de la Contratación
    • Creada en el año 1503, controlaba el tráfico marítimo y promovía nuevas exploraciones. Además, inventariaba y registraba en forma cartográfica y científica los territorios del Nuevo Mundo que se incorporan a la Corona.
    • • Muelle de Las Muelas
    • En 1573 se construye junto al llamado Muelle de las Muelas el Convento de los Remedios que dio nombre al barrio que creció en su entorno. De este muelle salió en 1519 la expedición de Magallanes y Elcano. A él volvió en 1522 la nao Victoria, la única que concluyó el proyecto y logró circunnavegar por primera vez la tierra.
    • • Palacio de San Telmo
    • Fundado en 1682 como Universidad de Mareantes, era la hermandad que agrupaba profesionalmente a los Maestres y Pilotos. A cambio del pago de una cuota, el centro organizaba la asistencia hospitalaria de los heridos y enfermos.
    • • Puente de Triana
    • En 1770 se pone en servicio el puente de barcas que unía Sevilla con Triana. Junto a él se varaban los barcos para repararlos. Hasta mediado del siglo XIX no fue sustituido este puente por uno con tablero hierro y pilares de piedra.

Autoridad Portuaria de Sevilla
Avenida de Moliní, 6
41012 Sevilla (España)
Tfno: +34 954 24 73 00 | Fax: +34 954 24 73 43 | e-mail: sevilla@apsevilla.com

Aviso Legal